Ebis iur soluptas eiumquas solenihil id ut haruntion eos dunt eum, nullupt atiandunto im sollore hentur? Osam re, oditatur moles quo totaturi conem sumquatusae re alis se perro quid quis volore volectiunt.

La nueva apuesta por la industria audiovisual

El pasado 15 de febrero, el Consejo de Ministros aprobó el anteproyecto de la nueva Ley del Cine y de la Cultura audiovisual lo que supone una nueva apuesta por la industria audiovisual. Esto es así porque desde 2007, cuando se aprobó la actual Ley del Cine, el sector ha experimentado grandes cambios gracias a los nuevos contenidos y servicios de distribución, difusión y explotación.

Este anteproyecto junto al Proyecto de Ley General de Comunicación Audiovisual y el plan de impulso “España, hub audiovisual de Europa” se enmarca en la estrategia de “España Digital 2025”. A continuación, desde Amapola Creativa queremos que conozcas en profundidad esta propuesta del Gobierno. 

¿En qué consiste la nueva Ley del Cine y de la Cultura Audiovisual?

La nueva Ley del Cine y de la Cultura Audiovisual tiene previsto dotar al sector audiovisual de una inversión pública de 1.600 millones de euros durante el periodo de 2021-2025. Su principal objetivo es lograr un aumento del 30% de la producción en 2025 para así afianzar a España como país de inversión y exportación de contenidos audiovisuales. Entre los principios fundamentales del proyecto se encuentran:

  • Fortalecer y apoyar a toda la cadena de valor del sector audiovisual.
  • Apoyo a los procesos de creación en defensa de la libertad, la independencia y autonomía creativas.
  • Adaptar la cultura audiovisual y el cine a las nuevas tecnologías y hábitos de consumo.
  • Se trata de una novedad en favor de la competencia.
  • Resaltar la importancia del patrimonio audiovisual español.


¿Qué novedades incluye el anteproyecto de Ley?

El anteproyecto de la Ley del Cine y de la Cultura Audiovisual era necesaria pues, como mencionábamos anteriormente, la anterior es de 2007 y el sector ha cambiado notablemente. Por tanto, las novedades más reseñables son las siguientes:

  • Ampliar las ayudas y las subvenciones a la industria audiovisual.
  • Crear un Consejo Estatal de la Cinematografía y la Cultura Audiovisual formado por el Estado, las comunidades autónomas y sujetos del sector con el fin de que exista una mejor colaboración entre el ámbito público y el privado, y así poder desarrollar estrategias combinadas. Además, deberá producir un plan estratégico cada cuatro años e informes anuales sobre las medidas y los resultados obtenidos.
  • Las prestadoras del servicio de comunicación audiovisual tendrán la obligación de anunciar el número de visionados de películas y series, además de añadir sistemas de accesibilidad para poder recibir las ayudas.
  • La cuota de pantalla de exhibición debe acoger como mínimo un 20% de películas comunitarias o iberoamericanas.
  • Mayor flexibilidad a la hora de obtener la nacionalidad española de obras cinematográficas y audiovisuales.
  • Con el objetivo de proteger y difundir el patrimonio cinematográfico y audiovisual, se considera a la Filmoteca Española Bien de Interés Cultural.
  • Crear un nuevo sistema de regulación por edades.
  • Integración de nuevos conceptos como “obra audiovisual” o “realización novel”, entre otros.

Sin lugar a dudas, el anteproyecto de la nueva Ley del Cine y de la Cultura Audiovisual es una ley que entiende al sector en todo su conjunto y diversidad. Además, esta nueva ley es una clara apuesta por la industria pues ofrece ayudas públicas que son igualitarias, sostenibles, accesibles y digitales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Somos Amapola

Empleamos la cultura, la tecnología y la creatividad como elemento transformador. Creamos proyectos audiovisuales y culturales personalizados capaces de plasmar historias en imágenes y convertir productos en experiencias.

¡Síguenos en las redes!

Categorías

Búsqueda